Retina

Retina

La retina es una capa de tejido en la parte posterior del ojo que percibe la luz y envía las imágenes al cerebro.

 

En el centro de este tejido nervioso se encuentra la mácula. La mácula permite enfocar la vista hacia el centro y la agudeza necesaria para leer, conducir y ver claramente los detalles.

 

Las enfermedades de la retina suelen avanzar rápidamente y pueden llegar a causar severas pérdidas de visión o, en los casos más graves, ceguera.

 

Es fundamental detectarlas y tratarlas a tiempo. Recomendamos revisiones periódicas a partir de los 50 años y antes de esta edad si el paciente pertenece a un grupo de riesgo: personas con diabetes, alta miopía o hipertensión arterial o personas con antecedentes familiares de problemas de retina.





Logo de ojo
PEDIR CITA  >

Síntomas

 

Existen una serie de factores que condicionan la posible aparición de enfermedades de la retina:

• La edad.

• Padecer otras enfermedades, como la diabetes, la alta miopía o la hipertensión arterial.

• La predisposición genética.

• Factores ambientales, como el consumo de tabaco o la sobreexposición a la luz solar.

 

Los síntomas más habituales son:

• Visión borrosa

• Mayor sensibilidad a la luz o aparición repentina de destellos luminosos o cuerpos flotantes (moscas).

• Las líneas rectas pueden aparecer torcidas, inclinadas o desaparecer en algún punto.

• Dificultades para percibir los detalles.

• Aparición de sombras o áreas de visión perdidas.