RETINOSIS PIGMENTARIA

No es una enfermedad única, sino un conjunto de enfermedades oculares crónicas de origen genético y carácter degenerativo que se agrupan bajo este nombre. Se caracteriza por una degeneración progresiva de la estructura del ojo sensible a la luz, la retina, que poco a poco va perdiendo las principales células que la forman, los conos y los bastones.

 

Produce como síntomas principales una disminución lenta pero progresiva de la agudeza visual que en las primeras etapas afecta predominantemente a la visión nocturna y al campo periférico, manteniéndose sin embargo la visión central. Con el paso del tiempo aparecen nuevos síntomas, como disminución de la agudeza visual, visión en túnel, destellos de luz (fotopsias) y en las fases avanzadas dificultad para la percepción de colores y ceguera.

 

Las primeras manifestaciones suelen tener lugar en la infancia o la adolescencia y tienen carácter bilateral (afectan a los dos ojos). La enfermedad avanza de forma lenta y paulatina con el paso de los años.

 

Volver a Patologías ►

Logo de ojo
PEDIR CITA  >