MEMBRANA EPIRRETINIANA

Son un tipo de membranas que se deben al crecimiento de tejido cicatricial sobre la superficie de la mácula. La mácula es una pequeña área situada en el centro de la retina, que nos permite ver los detalles finos de forma clara. Cuando esta membrana se contrae, produce distorsión del tejido retiniano, con formación de pliegues o arrugas en la superficie de la mácula, alterando su funcionalidad.

 

La causa más frecuente es el desprendimiento posterior de vítreo. El gel vítreo con el paso de los años puede separarse de la parte posterior de la retina estimular la aparición de tejido fibroso sobre la misma que, al contraerse, provocará su distorsión. Otras causas menos frecuentes: inflamaciones intraoculares, desprendimiento de retina o traumatismos oculares severos.

 

En la mayoría de los casos la cirugía no suele ser necesaria. Se aconsejan controles periódicos con OCT.

 

Cuando hay una disminución progresiva de la visión, o si aumenta la percepción de distorsión de los objetos, puede extirparse la membrana mediante cirugía (vitrectomía). Se separa la membrana de la superficie de la mácula, “pelándola” delicadamente. Una vez libre de este tejido, la mácula se aplana y la visión se va recuperando lentamente. Esta cirugía suele realizarse con anestesia local y de forma ambulatoria.

 

Volver a Patologías ►

Logo de ojo
PEDIR CITA  >